DE | EN | FR | ES | RU | CN | JA  
BVKBVK

Historia


Siglo XX


La construcción de pianos en Europa se caracterizaba por su extraordinaria creatividad. La calidad del sonido y la facilidad de ejecución de los instrumentos alcanzaron un nivel que abrió nuevos horizontes al desarrollo de la música y a la influencia de los compositores.

Los pianos no eran únicamente herramientas para los virtuosos y los compositores, sino que a principios de este siglo figuraban entre los instrumentos preferidos de la burguesía. Por este motivo, en Europa nació un arte en la fabricación de pianos que sirvió de modelo para el resto del mundo. Por ello podemos afirmar que los orígenes históricos y las fechas de establecimiento de las empresas de fabricantes de pianos de pared y de cola que hoy forman parte de la Bundesverband Klavier también sirvieron de modelo en el siglo XX. Sus instrumentos han formado parte de un gran periodo de la historia de la música desde la época barroca occidental.



1900

Después de que Bösendorfer introdujera tempranamente en la producción el bastidor de hierro con cordaje cruzado, la caja de resonancia abovedada y un mecanismo especial, esta empresa creó a finales de siglo, por sugerencia del compositor Ferruccio Busoni, un piano de cola para conciertos con un registro de ocho octavas y una longitud de 2,90 metros. Este piano de cola obtuvo fama mundial y sigue siendo el producto estrella de la casa Bösendorfer en pleno siglo XXI.



Hugo Thürmer
Hugo Thürmer
Ferdinand Thürmer III
Ferdinand Thürmer III
A finales de siglo, Thürmer figuraba entre las fábricas de pianos más importantes. Bajo la dirección de Ferdinand III y Hugo Thürmer, ambos nietos del fundador de la empresa, los instrumentos Thürmer obtuvieron numeras distinciones. En estos años fueron nombrados proveedores de la corte por la reina viuda Carola de Sajonia (1905), el Gran Duque de Sajonia-Weimar (1906) y el Gran Duque de Hesse (1908). Cuando en 1909 se celebró el 75º aniversario de la fundación de la fábrica de pianos Ferdinand Thürmer, la empresa ya llevaba un año fabricando instrumentos en otras instalaciones en Meißen-Zscheila. En 1946 se consiguió trasladar la sede a Alemania Occidental y allí la quinta generación de esta familia continuó con la tradición.



1903

Dr. Rudolf Blüthner-Haessler
Rudolf Blüthner-Haessler
En los cincuenta años que transcurrieron desde su fundación en 1853, Pianofortefabrik Julius Blüthner se convirtió en una gran empresa. 50 000 pianos de pared y de cola son la prueba del éxito de la casa, dirigida por los hijos del fundador: Heinrich Bruno, Adolf Max y el Dr. Robert Blüthner. Ampliaron su zona de venta a todo el mundo. En 1932 se hizo cargo de la empresa el Dr. Rudolph Blüthner-Haessler. Bajo la dirección de Ingbert Blüthner-Haessler, la filosofía del sonido del fundador siguió siendo el sello musical de sus instrumentos.



1906

Hans Neupert
Hans Neupert
La intensa labor de desarrollo de los tres hijos del fundador de la empresa logró que a los pianos NEUPERT se les concediera la medalla de oro de la exposición de artes y oficios de Núremberg por su "sonido extraordinariamente bello". También fue allí donde la empresa presentó el público el primer clavecín de fabricación propia, algo novedoso por aquel entonces. En las décadas siguientes tuvo lugar una reconstrucción completa de los instrumentos de tecla y cuerda históricos. Siguiendo el modelo de la colección de instrumentos NEUPERT y apoyándose en las labores de investigación de Hanns Neupert, un nieto del fundador de la empresa, los instrumentos NEUPERT alcanzaron fama mundial.



1907

Burkhard Steingraeber
Burkhard Steingraeber
George Steingraeber se trasladó a Berlín como fabricante de clavecines. Regaló su valiosa colección a diferentes museos (Deutsches Museum y Stadtmuseum de Múnich, Württembergisches Staatsmuseum, etc.). En Bayreuth la empresa Steingraeber & Söhne siguió funcionando como una empresa familiar, primero de la mano de Burkhard Steingraeber y después bajo la dirección de su hija, Lilly Steingraeber, y el marido de esta, Heinrich Herrmann.
 



1909

Carl Sauter II
Carl Sauter II
El nombre Sauter cuenta con una gran reputación en el mundo de los pianos. Bajo la dirección de Carl Sauter II se amplió el taller de Spaichingen y se introdujeron métodos de fabricación modernos. También impulsó la ampliación de la manufactura y el aumento de la producción.











Cäsar Förster
Cäsar Förster
Cuando Förster celebró sus 50 años de historia, Cäsar Förster, el hijo del fundador, ya llevaba doce años al mando de la empresa. Bajo su dirección se construyó en 1900 en Georgswalde (Bohemia), ciudad checa cerca de la frontera, una sede que al final de la Segunda Guerra Mundial fue expropiada por el Gobierno checo. Tras el fallecimiento prematuro de Cäsar Förster, sus hijos tomaron las riendas de la empresa familiar: Gerhard como extraordinario fabricante de pianos y Manfred como sensato hombre de negocios.




1912

La empresa Gebrüder Wupper de Gevelsberg, fundada en 1912, se convirtió en las décadas siguientes en uno de los fabricantes de componentes para pianos con más tradición de Alemania.




1915

2. Generation (Jan, Antonín und Vladimír Petrof)
Jan, Antonín und Vladimír Petrof
En 1915 Vladimir Petrof, el hijo menor del fundador de la empresa, sucedió a su padre. A partir de entonces, Vladimir Petrof (en a imagen, a la derecha) y sus dos hermanos mayores, Jan y Antonin, tuvieron que lidiar con numerosos problemas y solo pudieron disfrutar de tiempos más tranquilos después de unos años. Durante la Primera Guerra Mundial tuvo que limitarse drásticamente la producción. El auge que siguió con la rápida popularización de los pianos mecánicos de pared y de cola quedó paralizado por completo repentinamente con la introducción de la radio y con la anexión de Checoslovaquia al Imperio Alemán (1938). La Segunda Guerra Mundial detuvo casi por completo todas las actividades económicas del país. Que Petrof figurara entre una de las pocas fábricas que sobrevivieron a este periodo es la prueba de que era una de las empresas familiares de la industria de los pianos con una buena dirección. No obstante, los tiempos más difíciles llegaron en 1947, cuando los comunistas llegaron al poder y toda la industria fue nacionalizada, incluyendo la fábrica de pianos Petrof. Bajo el régimen comunista se ampliaron las instalaciones industriales y se aumentó la producción pero la calidad de los instrumentos disminuyó notablemente. En la década de los 60 ya había quedado claro que el experimento comunista no había tenido ningún éxito. Sin embargo, hubo que esperar hasta noviembre de 1989 para que decenas de miles de personas salieran a la calle en Praga a manifestarse pacíficamente y a exigir el fin del régimen comunista, entre ellas también Zuzana Petrofová, hoy presidenta de la empresa familiar Petrof.



1923

Johannes Seiler
Johannes Seiler
En la casa Seiler, Anton Seiler-Dütz, yerno de Johannes Seiler, se hizo cargo en 1923 de la dirección de la empresa y continuó con la exitosa historia de Seiler: 430 empleados convirtieron esta empresa en la "fábrica de pianos más grande del este de Alemania". Artistas y pianistas de prestigio internacional, como Enrico Caruso, Arthur Nikisch o Ruggiero Leoncavallo, utilizaron durante sus carreras instrumentos de Seiler. Seiler también está presente en el festival de Bayreuth y en las salas de conciertos de todo el mundo. Seiler superó la crisis económica mundial sin interrupciones de la producción. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial supuso el fin de la fábrica de Legnica debido al hundimiento de Alemania y a la expulsión de Silesia.

 

1925

Matthäus Kraus fundó la empresa de transportes Kraus & Pabst y se centró en primer lugar en el transporte de mercancías y muebles. Tras la muerte del fundador en 1936, su yerno Rudolf Rohrbacher se hizo cargo de la dirección de la empresa. En 1958 Kraus & Pabst amplió su oferta de servicios y comenzó a distribuir grandes instrumentos musicales sin embalar. A partir de ahí fue creando en las décadas siguientes una red logística por toda Europa. Los nietos del fundador, Gerhard y Rolf Rohrbacher, se convirtieron a partir de 1965 en el impulso del cambio para internacionalizar los servicios de transporte y ampliar la oferta de la prestación de servicios de alto nivel. Los servicios de la empresa se volvieron prácticamente imprescindibles tanto para fabricantes y distribuidores de pianos de pared y de cola, como para clientes privados.



1926

A mediados de la década de los años 20 la industria de los pianos se enfrentó a grandes dificultades económicas. La producción se redujo en todas partes a una fracción de la capacidad disponible. En 1926, Ludwig Hupfeld AG se vio obligada a fusionarse con la fábrica de pianos Gebr. Zimmermann. La empresa tomó el nombre de Leipziger Pianoforte- & und Phonola-Fabriken, Hupfeld-Gebr. Zimmermann AG y situó sus instalaciones en Leipzig, Eilenburg, Dresde y Seifhennersdorf. Entre sus productos seguían figurando pianos de pared y de cola de la marca Rönisch procedentes de las instalaciones de producción de Dresde.



1929

En 1929 las labores de coleccionismo iniciadas por el fabricante de pianos Johann Christoph Neupert lograron su objetivo: en la histórica Haus zur Waage del casco antiguo de Núremberg se abrió el "Musikhistorische Museum Neupert" (Museo Neupert de Historia Musical), en el que podemos encontrar alrededor de 300 instrumentos de tecla históricos de la empresa Neupert. Hoy en día se encuentran en el Germanischen Nationalmuseum (Museo Nacional Germánico) de Núremberg.
 


El piano de cuartos de tono de Förster con dos instalaciones acústicas una encima de otra y dos manuales fue un intento de ampliar el espectro de sonido del piano y, al mismo tiempo, de la música europea en general. Alois Hába utilizó la subdivisión en cuartos de tono y e impulsó de este modo la construcción del nuevo piano.



1935

Helmut Grotrian-Steinweg
Helmut
Grotrian-Steinweg
Erwin Grotrian-Steinweg
Erwin
Grotrian-Steinweg
El piano rectangular que se había construido 100 años antes en Seesen am Harz sentó las bases para fundar la empresa Grotrian-Steinweg. A partir de 1919 la familia tomó el doble nombre de la empresa también como apellido familiar. Esta larga tradición de artesanía e ingeniería fue también respetada por Helmut y Erwin Grotrian-Steinweg. Pero fue sobre todo el amor a la música que profesaba la familia Grotrian-Steinweg lo que les llevó a perfeccionar la construcción de pianos por medio de importantes creaciones. Así creó también Grotrian-Steinweg la "caja de resonancia homogénea", que sonaba como si fuera una sola pieza pero estaba cuidadosamente construida a partir de pedazos de madera (planchas de abeto rojo) que se adaptan armoniosamente entre sí.
 
Wilhelm Arno Schimmel
Wilhelm Arno Schimmel
En el 50º aniversario de la empresa, Schimmel solicitó la patente para un nuevo bastidor de cajas de resonancia sin puntales de marco, la creación más importante de la empresa en el siglo XX. Esta innovadora construcción contribuyó de forma esencial a que la empresa se convirtiera en el mayor fabricante alemán de pianos y sirvió de modelo para los constructores de pianos de toda Europa. El espíritu empresarial y la inventiva de Arno Wilhelm Schimmel sirvieron como impulso para otras creaciones revolucionarias, como el piano de cola de cristal presentado por primera vez en 1952, que en aquellos tiempos fue considerado una pequeña maravilla. Basándose en esta idea, su hijo Nikolaus Schimmel desarrolló un instrumento para giras de conciertos que todavía hoy se puede encontrar en muchos escenarios de todo el mundo. Gilbert Bécaud, Udo Jürgens, Lenny Kravitz y muchos otros han convertido los pianos de cola en acompañantes permanentes en sus actuaciones.



Dr. Walter Pfeiffer
Walter Pfeiffer
El Dr. Walter Pfeiffer se dedicó durante décadas a la parte científica de la construcción de pianos. Sus libros especializados figuran aún hoy entre las obras fundamentales.










1947

Gerhard und Manfred Förster
Gerhard und Manfred Förster
Bajo la dirección de Gerhard y Manfred Förster, los nietos del fundador, la empresa August Förster consiguió reactivar la producción de pianos de pared y de cola en 1947. Cuando Manfred Förster falleció en 1952, su hermano Gerhard se hizo cargo de la empresa. En 1972 tuvo lugar la nacionalización de la empresa y en 1984 entró a formar parte de la Deutschen Pianounion (Asociación Alemana de Pianos), una empresa estatal de la RDA. Sin embargo, Wolfgang Förster, representante de la cuarta generación de la familia fundadora, pudo conservar este nombre de gran tradición una vez que la RDA y su economía planificada llegaron a su fin.



Trágicos reveses de la fortuna hicieron que la familia Rönisch desapareciera, pero no así su marca. Tras la completa destrucción de la fábrica de Dresde (1945) y la expropiación a Ludwig Hupfeld (1946), Rönisch encontró en Leipzig un nuevo hogar y tomó el nombre de "Leipziger Pianofortefabrik". El primer piano RÖNISCH se presentó ya en 1948 en la feria de primavera de Leipzig. Este producto dio lugar a un desarrollo que volvió a dar a conocer el nombre Rönisch al mundo por segunda vez. En 1967 se creó la empresa estatal "VEB Deutsche Piano Union" (Asociación Alemana de Pianos), que integró a toda la industria de los pianos de Alemania del Este hasta el derrumbe de este régimen político (1989). En 1997 Rönisch fue adquirida por Carl A. Pfeiffer GmbH & Co. KG (Leonberg, cerca de Stuttgart), bajo cuya dirección las instalaciones de producción se mantuvieron en Leipzig.
 


Después del final de la guerra, en Alemania tuvieron que renovarse muchas estructuras. En 1947 se creó la "Fachverband Deutsche Klavierindustrie" (Asociación Especializada Alemana de la Industria de los Pianos), de la que salieron numerosas iniciativas pedagógicas musicales y sociales. Entre estas iniciativas figuraban el impulso inicial del concurso "Jugend Musiziert" (Jóvenes Músicos), la estrecha colaboración con la Asociación Alemana de Escuelas de Música y especialmente el apoyo económico y organizativo para desarrollar e implantar un programa de educación musical temprana para niños de entre cuatro y seis años en las escuelas alemanas que formaban parte de la VDM.


En este tiempo, la asociación se había adaptado a los cambios en Europa y cambió su nombre al de "Bundesverband Klavierindustrie e.V." (Asociación Federal de Pianos, BVK por sus siglas en alemán). Al mismo tiempo, la asociación también ofrece ahora a otras empresas del sector de los pianos la posibilidad de formar parte de la BVK, siempre y cuando estas empresas tengan su sede en un país de la Unión Europea y cuenten con una gran tradición familiar en el oficio.




1948

Hans Sauter
Hans Sauter
También en el caso de Sauter hubo que empezar de nuevo desde cero. Fue Hans Sauter quien se hizo cargo de la dirección de la empresa familiar tras el fallecimiento de Carl Sauter II en 1948. Como en todos los casos, la reconstrucción fue realizándose poco a poco. Sin embargo, en estos tiempos la experiencia y la tradición eran un valor insustituible. Con su actitud decidida, Hans Sauter consiguió volver a sentar las bases para construir una empresa de gran tradición en la segunda mitad del siglo XX.






Cuando Alfred Jahn fundó en 1948 una empresa para el comercio al por mayor de componentes para pianos pudo aprovecharse de su amplia experiencia en el sector de los pianos y pudo contribuir considerablemente a la reconstrucción de esta industria. En la actualidad los fabricantes de pianos Jürgen Harke y su hijo Andreas dirigen en Grub am Forst esta empresa, que cuenta con un gran surtido de componentes, herramientas y accesorios para pianos, muchos de ellos de diseño propio.

 

1950

Heinrich Schmidt
Heinrich Schmidt
En Steingraeber & Söhne, Heinrich Schmidt continuó con las tradiciones que le fueron transmitidas. Como gerente del negocio familiar, se aseguró de que la empresa sobreviviera a los años de la posguerra dedicándose a la fabricación de carcasas de radio para la marca Grundig, de Fürth. Después de su matrimonio con Magdalene Thiem, ambos establecen la "Künstlerhaus Steingraeber". En 1960/1962 se construye en la calle Dammallee (Bayreuth) una fábrica completamente nueva. En 1972, Heinrich y Magdalene Schmidt se convirtieron en socios únicos de la sociedad comanditaria familiar. Durante este tiempo se retomó la fabricación continua de pianos de cola, que había estado interrumpida desde 1940.




1953

La historia de la empresa "OTTO HEUSS" comenzó en un sótano de 5m2 en casa de su fundador, Otto Heuß. Al principio se fabricaron consolas para órganos. La empresa empleaba cada vez a más trabajadores y en 1965 construyó su primera fábrica propia. Poco a poco fueron siguiéndole otros proyectos de construcción. En el año 2000 se fabricaron los primeros teclados para pianos de pared y de cola. Los empleados y la dirección de la empresa miran ahora más allá de la fabricación de órganos. Hoy en día, los productos de las dos empresas fundadas por Stefan Otto Heuß, "OTTO HEUSS Orgelteile" y "OTTO HEUSS Klaviaturen", son sinónimo de fiabilidad, calidad y precisión en todo el mundo.



1954

Es Steffen Seiler quien refunda la empresa y vuelve a convertir la vieja marca silesia en una de las fábricas de pianos más grande de Europa. Después de traer a Occidente modelos de bastidores, plantillas y diseños de construcciones poniendo en peligro su vida, fabricó en Dinamarca con licencia los primeros pianos Seiler de después de la guerra y refundó la empresa en 1954. En 1956 logró los requisitos técnicos para llevar a cabo una producción bajo licencia y construyó en 1961 en Kitzingen, Franconia, sus propias instalaciones de producción. A partir de los años 70 comenzó a trabajar en instrumentos exclusivos fabricados con maderas especiales. Las chapas de madera cuidadosamente seleccionadas se sometían a costosos procesos de acabado y se fundían con marquetería ornamentada para crear ejemplares únicos elaborados por una mano maestra.



1965

Algunos años después de que Nikolaus Wilhelm Schimmel se hiciera cargo de la dirección de la empresa después de la repentina muerte de su padre en 1961, esta consiguió un éxito inesperado: aunó la calidad y la innovación, factores del éxito de la primera y segunda generación, con una eficaz estrategia de marketing y una importante orientación hacia las exportaciones. Schimmel se convirtió sin duda en la empresa de más éxito de la parte occidental de Alemania y es desde entonces "el piano alemán más utilizado". Durante este tiempo también tuvo lugar el traslado a instalaciones de producción nuevas y modernas y la creación en Alemania de un programa de educación musical temprana, programa del que Wilhelm Nikolaus formó parte. Por esta participación recibiría más tarde la Cruz Federal al Mérito.



1969

Car Sauter III
Carl Sauter III
Han pasado 150 años desde la fundación de la fábrica de pianos Sauter, lo que convierte a la empresa en el fabricante de pianos más antiguo de Alemania. Los fabricantes de instrumentos de la casa Sauter han contribuido durante generaciones al desarrollo de los pianos, como prueba su gran número de patentes. Entre estas patentes se encuentra la correspondiente al mecanismo de repetición R-2, que permitió que la pulsación de un piano de pared fuera similar a la de un piano de cola. Tras el fallecimiento de Hans Sauter en 1968, su hermano Carl Sauter III ocupó su puesto.
 



Horst Burghardt fundó una empresa que en sus inicios se dedicó durante más de una década a la venta de órganos, guitarras, instrumentos musicales y accesorios. Desde principios de los años ochenta, la empresa se dedicó al comercio al por mayor tanto de bancos y asientos para pianos de pared y de cola, como de atriles. En la época de la globalización, la inventiva del fundador y la amplia gama de productos de la empresa han abierto nichos de mercado para sus artículos en todo el mundo.



1970

Helmut Pfeiffer
Helmut Pfeiffer
Los instrumentos Pfeiffer gozaban de gran éxito, tanto en el extranjero como en su propio país, por la belleza de su sonido, su diseño resistente y su durabilidad. El modelo 122/124 tuvo en cuenta la tendencia a diseñar pianos de pared más altos y en 1985 fue galardonado en París con el "Diapasón de oro". En 1989 se retomó la producción de pianos de pared con el modelo 191.
 






1981

Paolo Fazioli nació en Roma en 1944. Ya en su juventud mostró un marcado talento musical y un gran interés por el piano. Después de licenciarse como ingeniero en la Universidad de Roma (1971), Paolo Fazioli se examinó en el Conservatorio G. Rossini con Sergio Cafaro para conseguir su diploma de piano. Después de trabajar provisionalmente en la empresa familiar, se dedicó a estudiar el piano de cola y a analizar las características de construcción de instrumentos ya existentes y las particularidades de su sonido. Al mismo tiempo buscó entablar diálogo con investigadores con experiencia en la industria. Sobre estas bases fundó Paolo Fazioli en enero de 1981 su empresa Fazioli Pianoforti srl. Sus primeros éxitos no tardaron en llegar. Pianistas de renombre tocaban estos nuevos pianos de cola, entre ellos Aldo Ciccolini, Alfred Brendel, Martha Argerich, Vladimir Aschkenazy, Lazar Berman, Nikita Magaloff, Michel Beroff, Annie Fischer, Louis Lortie y muchos otros. Algunas salas de conciertos adquirieron el piano de cola para conciertos F278. Al mismo tiempo comenzaron las exportaciones a los países más importantes de Europa y a EE.UU. La necesidad de poder disponer de un modelo con más potencia y un mayor rango armónico para grandes salas de conciertos llevó a desarrollar el piano de cola para conciertos de mayor longitud del mercado mundial. En 1987, el pianista François Joël Thioller estrenó el nuevo modelo F308 en el teatro municipal de Monfalcone con los conciertos para piano número 1 y número 2.



1982

Después de 20 años como fabricante de cabezas de macillo, Helmut Abel fundó su propia empresa de fabricación de cabezas de macillo para pianos de pared y de cola. Hoy en día, utilizando las técnicas de producción más modernas y combinándolas con destreza artesanal, se fabrican en el taller de Frankenhardt cabezas de macillo y piezas especiales para mecanismos tanto para la industria de los pianos como para reparaciones en todo el mundo. La reparación de cabezas de macillo y mecanismos supone una especialidad independiente.



1985

Knut Grotrian-Steinweg
Knut Grotrian-Steinweg
Las raíces de la casa Grotrian-Steinweg se remontan a hace ciento cincuenta años. Durante este tiempo, más de 30 casas de emperadores, reyes y príncipes nombraron a la empresa proveedor oficial de la corte. Esta extraordinaria tradición sirvió de contexto para la generosa donación de una excepcional colección de instrumentos de tecla históricos al museo municipal de Braunschweig. Knut Grotrian-Steinweg, cabeza de la empresa familiar en su quita generación, entregó esta donación en nombre de la familia y de la empresa con ocasión del 150º aniversario de la fábrica de pianos de Braunschweig.


 
Nikolaus Wilhelm Schimmel
Nikolaus Wilhelm Schimmel

El año en el que se celebraba el centenario, Schimmel ya llevaba de nuevo una gran ventaja a otras empresas del sector y creó una nueva gama de marcas con diferentes rangos de precios y para cubrir todas las preferencias regionales. Junto a la marca Schimmel, este grupo incluía las marcas francesas Pleyel, Gaveau y Erard, así como las filiales May Berlin y Schweizer Klaviermanufaktur Sabel. Wilhelm Nikolaus Schimmel comenzó a preparar a su empresa para el futuro de forma temprana mediante una innovación continua: nuevas ideas, como el sistema AUDIOFORTE, y la colaboración con instituciones científicas de renombre como el Instituto Fraunhofer contribuyeron a un perfeccionamiento continuo de los instrumentos y a la ampliación de la oferta para los clientes, como ocurrió al poner a disposición del público el sistema TWINTONE a mediados de la década de los 90.
 


El maestro fabricante de pianos Walter Heller comenzó en 1985 a producir bordones para pianos de pared y de cola. 25 años después sus productos cuentan con una gran reputación y se exportan a todo el mundo.


1987

Steffen Seiler
Steffen Seiler
Seiler fue la primera empresa que presentó a escala mundial en 1987 un piano de cola acústico con sistema midi completo y por lo tanto se la considera el padre de los pianos modernos con sistema electrónico. Por primera vez el piano de cola cuenta con un conmutador silenciador conectado a un dispositivo "midi" que permite utilizar el instrumento como piano de cola o como "teclado maestro", con lo que la ejecución sigue siendo inigualable debido al auténtico mecanismo de piano de cola. Con esta función de teclado maestro se hizo posible controlar desde el piano de cola un ordenador o un módulo de sonido situado detrás del escenario y utilizar así todos los sonidos del mundo de la electrónica. Esta creación permitió a los intérpretes escenificar su actuación de formas muy variadas: con el sonido original del piano, con acompañamiento de orquesta o con sonido digital computarizado. Tras la muerte de Steffen Seiler, su mujer Ursula Seiler tomó las riendas de la empresa.



1988

Jan Thürmer
Jan Thürmer
Tras más de 150 años de historia, la empresa Thürmer, en Bochum, se instala en una nueva fábrica. El propietario Jan Thürmer concibió el complejo central como sede industrial y centro cultural con museo de pianos, sala de música de cámara y viviendas para los artistas, todo ello combinado de forma arquitectónicamente atractiva.







1990

Ingbert Blüthner-Haessler mit Söhnen Knut (links) und Dr. Christian Blüthner-Haessler
Ingbert Blüthner-Haessler mit Söhnen Knut (links) und Dr. Christian Blüthner-Haessler
Después de la desaparición de RDA en 1990, Ingbert Blüthner-Haessler pudo hacer valer los derechos de propiedad de su familia sobre la empresa expropiada en Leipzig. Su hijo y maestro fabricante de pianos, Knut Blüthner-Haessler, se dedicó a la construcción y al perfeccionamiento de los instrumentos. Desde 1995, el Dr. Christian Blüthner-Haessler, como miembro de la dirección, es responsable de la supervisión y del desarrollo de los centros de distribución y de servicios de todo el mundo.








Dr. Georg Pfeiffer
Georg Pfeiffer
Los instrumentos de la fábrica de pianos Carl A. Pfeiffer figuran entre las marcas de mayor renombre de la industria de pianos alemana. En 1990, la quinta generación se hizo cargo de la empresa familiar de la mano del Dr. Georg Pfeiffer. En 1993 se presentó al público la reedición del único piano de cola de estilo Bauhaus. En 1994 la empresa se trasladó a Leonberg.
 










Wolfgang Förster
Wolfgang Förster
Tras el fallecimiento de su tío (1966), Wolfgang Förster se enfrentó a importantes desafíos. Gracias a él, la empresa familiar pudo seguir funcionando y se pudo continuar con la producción de los instrumentos originales Förster en Löbau después de que se produjera la expropiación de la empresa por parte del Estado y su integración dentro de la Deutsche Piano Union. A partir de 1990 Wolfgang Förster volvió a ser el jefe en su propia empresa. Después de su separación de la Deutschen Pianounion (Leipzig), esta empresa independiente volvió a tomar el nombre de August Förster GmbH, un nombre con una larga tradición.



Desde 1990, la empresa B. & K. Baumgärtel GmbH con sede en Gera suministra a la industria de los pianos una amplia gama de componentes, medios de transporte, etc. y se dedica a la fabricación de bordones revestidos, a la renovación de las cubiertas de los teclados y a la reparación de teclados.



1991

Ing. Jan Petrof
Jan Petrof
Cuando el presidente checo Vaclav Havel mencionó en 1991 sus planes para anular las expropiaciones estatales, la familia Petrof comenzó a albergar esperanzas sobre la posible recuperación de su empresa de pianos. Un año después Jan Petrof volvió a ser nombrado presidente de la empresa fundada por su bisabuelo. Inmediatamente se centró en mejorar los conocimientos artesanos y la preocupación por la calidad de sus empleados para adaptarse a los estándares internacionales. En un periodo sorprendentemente corto consiguió una calidad muy competitiva para sus instrumentos. Al mismo tiempo, Jan Petrof se dedicó con éxito a ampliar el mercado de consumo en Europa, en el continente americano y en una parte de Extremo Oriente. Los esfuerzos de la familia por reprivatizar la empresa requirieron también mucho tiempo. Después de 10 años de intensas negociaciones, el Estado devolvió a la familia el 4 % de los activos fijos y los Petrof compraron al Estado en 2001 la parte restante. Después de que la familia volviera a comprar la empresa, Zuzana Petrofová y su hermana menor Ivana Petrofová se hicieron cargo de ella.



1992

En sus casi 140 años de historia, la empresa Neupert pasó de ser una fábrica de pianos de pared y de cola a dedicarse a la construcción artesana de instrumentos de tecla históricos, entre ellos los modernos clavecines. Hoy en día, esta empresa en la cuarta generación dirigida por Wolf Dieter Neupert cuenta con la mayor tradición a nivel mundial en la construcción de instrumentos de tecla históricos.



1993

Otto Hott
Otto Hott
Otto Hott, licenciado en economía, adquirió la mayor parte de la empresa después de Carl Sauter III se retirara de la empresa. Con Ulrich Sauter como socio, en la empresa quedaba un miembro de la familia como jefe de ventas y apoderado. Comenzó una fase de reorientación en el mercado mundial. Sus innovaciones llevaron a Sauter a ser líder del mercado internacional. El diseñador Peter Maly, de fama internacional, se ocupa desde 1996 del tema de los pianos en exclusiva para la marca Sauter y ha creado una serie de diseños especiales. Especialmente novedoso es el hecho de mirar más allá de los límites del instrumento hacia los espacios habitados actuales, así como el intento de armonizar la cultura del sonido y la cultura de la vivienda. En "The Piano Book", Larry Fine (EE.UU.) clasificó en 2011 los instrumentos Sauter dentro del elitista grupo "Highest Quality".
 
Por centésima vez la empresa Meyne Klaviertechnik GmbH celebra el aniversario de su fundación. La empresa ofrece a fabricantes y al sector de los pianos una amplia gama de componentes y accesorios.



1995

La fábrica de pianos Steingraeber & Söhne cuenta con una historia de 175 años, de los cuales 140 están ligados a Bayreuth. Se aprovecharon sobre todo las posibilidades comunicativas del festival de esta ciudad. En la casa Steingraeber en Bayreuth se celebran espléndidos conciertos y es punto de encuentro de artistas. Steingraeber desarrolló un piano especial para personas en silla de ruedas con control electromagnético de las funciones de los pedales, que se confirmaban mediante sensores en la barra de cierre o en el cojín del respaldo.



Uno de los componentes fundamentales de los pianos de pared y de cola de primera categoría es la madera resonante. Es algo que saben muy bien en la casa Strunz desde su fundación hace 175 años. Entre los clientes de esta empresa familiar de gran tradición figuran fabricantes de pianos en el extranjero y en su propio país.



1997

Los pianos de pared y de cola se componen de decenas de miles de piezas pequeñas. Uno de los componentes más importantes es la clavija, que sujeta las cuerdas y permite afinar el instrumento. Es imprescindible contar con acero de alta resistencia, un roscado especial y una precisión absoluta. Julius Klinke fabrica desde hace 150 años estas clavijas y muchos otros componentes metálicos para la industria de los pianos.



1998

En los 175 años de historia de la empresa, la familia fundadora Laukhuff consiguió que su marca gozara de fama mundial. Entre los variados programas de fabricación de componentes y productos semiacabados para la construcción de órganos se encuentran también los teclados para pianos de pared y de cola.
 

 

1999

Gedenkmünze auf Johann Sebastian Bach aus dem Jahr 2000 (Münzkabinett der Staatlichen Museen zu Berlin, Objektnr. 18217213. Foto: Dirk Sonnenwald.)
Para conmemorar el 250º aniversario de la muerte de J. S. Bach, la empresa Neupert, con sede en Bamberg, desarrolló un nuevo clavecín para conciertos. Este instrumento, fabricado con forma de cajón a partir de modelos históricos de la época de Bach, contaba con un registro de 16 pies que imitaba al que Bach utilizaba y exigía expresamente en sus conciertos, según las últimas investigaciones científicas y al contrario de lo que hasta ese momento sostenían los expertos.



           © 2017 German Association of Piano Manufacturers